volver a la página de inicio

Dudas que surgen acerca de las preposiciones y los SSPP

¿Sintagmas preposicionales o adverbiales?. 1

¿Se pueden poner “dos preposiciones juntas”?. 2

 

¿Sintagmas preposicionales o adverbiales?

El estatus de ciertos sintagmas no queda claro. Es el caso de Debajo de tu pie. Para este sintagma, pueden proponerse al menos, dos análisis:

1. Es un SAdv con un SP que actúa como su complemento:

[debajo Adv [de tu pie SP-CAdv] SAdv]

En su favor está el hecho de que puede aparecer [debajo Adv], al que nadie dudaría en considerar como un SAdv.
Se postula al respecto la existencia de adverbios transitivos (que necesitan / admiten un complemento: debajo de la mesa) e intransitivos (que actúan por sí mismos: abajo)

2. Es un SP, en el que en vez de una preposición simple aparece una locución preposicional, un conjunto de palabras que actúan como una unidad de tipo preposicional:

[debajo-de P [la mesa SN-Término] SP]

A favor de este argumento está el que la identidad semántica entre ciertas preposiciones y algunas de estas “locuciones preposicionales” (o prepositivas) es total:
Bajo la mesa – debajo de la mesa; Tras la montaña – detrás de la montaña; etc.
Estas locuciones vendrían a rellenar huecos de significado que no ocupan las preposiciones españolas. Ante la virtual desaparición de las preposiciones allende / aquende, la lengua ha reaccionado creando las locuciones más allá de / más acá de. (El DRAE define allende como adverbio y como preposición). Por lo mismo, al no contar con una preposición capaz de significar por encima de, ha sido necesario echar mano de esta locución.

Volvamos a por encima de: Si no es una locución preposicional, el análisis de Por encima de la mesa se complica enormemente:

[Por P [encima Adv [de P [la mesa SN-Térm] SP-CAdv] SAdv] SP]

Pero si lo es, la cosa es mucho más sencilla:

[por-encima-de P [la mesa SN-Término] SP]

¿Aplicamos la navaja de Occam? No sé qué decir: si es verdad que no existen los SSPP, como se postula en muchas escuelas, ¿cómo se analiza el ejemplo anterior? Pero si no existen, la simplificación, al hacer desaparecer los SSPP es muy grande. La cuestión es si consideramos que las preposiciones existen o no.

 

 

¿Se pueden poner “dos preposiciones juntas”?

 

Esta es la típica pregunta que suelen hacer muchos latinoamericanos cuando se extrañan de oír que aquí decimos voy a por el pan. Nos arguyen que eso es incorrecto porque “en español no se juntan nunca dos preposiciones”. ¿Es cierto eso?

 

En primer lugar, todo madrileño tiene muy claro que no es lo mismo decir voy por el niño que voy a por el niño. En el primer caso, por el niño es la causa de que yo vaya: muy probablemente, ha hecho una pifia en el colegio y por eso –por esa causa- me han llamado para que vaya. En el segundo, a por el niño implica una finalidad: voy a recoger al niño, no a otra cosa. Guste o no, si la lengua es capaz de gramaticalizar una distinción semántica necesaria, ¿por qué no hacer uso de ella?

 

En cuanto a si se pueden poner dos preposiciones seguidas, la cosa está también clara: si tenemos en cuenta que (casi) nadie se sorprende de oír cosas como el pájaro salió de entre las ramas, se veía un resplandor por entre los árboles, firmó un contrato de por vida, e incluso el anticuado para conmigo, etc. veremos que la afirmación anterior no es válida. En español podemos poner juntas dos preposiciones. El problema es ver cómo analizamos las estructuras que se crean.

 

La estructura que subyace a a por el pan, ¿es [P [P-Térm]] o es [P-P [Térm]]? Es decir, ¿Tenemos una preposición a con un término que es el SP por el pan o bien tenemos una preposición compuesta a por que encabeza un SP normalito y corrientito? Honradamente, no tengo una respuesta definitiva. En este caso, yo creo que los hablantes de mi dialecto (castellano) sentimos que a por actúa como un bloque semántico distinto de a+por, ninguno de cuyos componentes es capaz de expresar la finalidad que sí expresa a por. Pero esto no es aplicable a de entre las ramas, por entre los árboles, etc. cuyos significados sí son la suma de los significados de sus componentes.